Seguidores

Páginas vistas en total

domingo, 20 de enero de 2019

Sonetillo: Tengo una venda que es mía


Tengo una venda que es mía
.
Si pudiera cambiar algo
de mí, si en verdad pudiera,
si este don me convenciera
de que si lo obtengo, valgo 
.
para ser mejor hidalgo, 
cambiaría la ceguera
que me sigue a donde quiera
que vaya, cual veloz galgo .
.
Llevo una venda que es mía
y me cubre , como al resto,
para no ver el ombligo
.
del que vive su agonía.
Si pudiera cambiar esto
quizá tú también, amigo.

Poesía Libre : AGUA EN EL MAR, POLVO EN EL VIENTO








Agua en el mar, polvo en el viento
.
¿Alguna vez notaste en lo más hondo
una natural, mística y profunda 
voz, que llena tu ser de interrogantes
y te obliga a pensar en lo que eres? 
Si llegaras a oírla , encontrarás
un mensaje flotando por el aire, 
solo debes cerrar por un instante 
los ojos, si es que quieres entenderlo.
¡Deprisa!, no lo dudes ni un segundo,
que un segundo vivido ya es pasado.
Los sueños pasan todos como flechas 
y no todos alcanzan su objetivo, 
no pierdas ni un minuto en perseguir
los que nunca acertaron en la diana. 
Eres solo, una gota diminuta
de agua, de un mar, que no tiene final,
así que escucha el místico mensaje,
no intentes con dinero ganar tiempo,
disfruta el que sin duda se te escapa
hasta llegar a ser polvo en el viento.













Cercano a ti.
.
Cercano a ti me paso noche y día
llenando de susurros tus oídos
quisiera desnudarte con gemidos 
que salen reclamando compañía.
.
¿Estás sola esta noche?, quien pudiera,
besarte con la furia de un ciclón,
dejar sobre tus labios tal pasión
que todo alrededor de nos, ardiera.
.
Perdido en el deseo casi loco
quisiera estar contigo amor un poco,
o bien quizá mirarte, nada más.
.
Parece que mi sueño se echa atrás,
estoy lejos de ti, no tengo acceso,
tu voz en la distancia solo es eso.

Soneto: Fuego y viento




Fuego y viento.
.
Fuimos fuego quemando a nuestro paso,
suculentos instantes de la vida.
consumiendo de forma desmedida
los días sin hacerles ningún caso.
.
El amor fue valiente pero escaso,
tan deprisa llegó la despedida, 
que aún queda ceniza allí esparcida
testigo de un autentico fracaso.
.
Estábamos corriendo en su momento,
con fuerza y sin apenas avanzar,
ansiosos por seguir en movimiento.
.
Mas el viento tardó poco en frenar
los pasos de un temprano sentimiento,
que tiene su epitafio frente al mar.

SonetO: Una carta sin destino




Una carta sin destino.
.
Apurando mi copa de amargura
se me vuelve la sangre en agrio vino,
al leer una carta sin destino
que guardé y que vive en zona oscura.
.
Amarilla quedó por desventura
y perdió su color, perfume y tino,
convirtióse el recuerdo en mi asesino
mas no quiere matarme con premura.
.
El dolor, el dolor y viva muerte,
a extinguido la luz que en ella había
y en pasado por gusto la convierte
.
Mas allá de mi noche eterna y fría
el amor se quedó en lo que escribía
y una carta selló mi mala suerte.

Soneto: Los gritos del silencio

Los gritos del silencio
.
Sobre el pelo cubierto de cenizas
se amontonan olvidos y pasiones ,
errantes ilusiones primerizas,
vagabundas y llenas de emociones. 
.
Ni los sueños cansados y echo trizas 
han perdido pasadas tentaciones, 
para aliviar las noches enfermizas
se arropan del recuerdo en ocasiones
.
Angustias que enturbiaron mi destino
deseo que se rindan a tu lado,
o mueran por cruzarse en mi camino. 
.
Los gritos de silencio que han llegado 
son bocas que han mordido sin sentido
el amor que estos años he guardado. 

Soneto : Cenicienta





Cenicienta.
.
Con sobrada tristeza Cenicienta 
se acurruca y se sienta en su escondrijo,
en los brazos, llorando está su hijo,
recitando un rosario, se impacienta.
.
Una dama de alcurnia le violenta,
- Qué vergüenza me da que en mi cortijo
esperes encontrar al fin cobijo
para ese que en tus brazos se lamenta.
.
- A saber el motivo que te trajo
a pedir a las puertas de mi casa.
Cenicienta contesta, - estoy debajo 
.
en tu mundo de orgullo y desparpajo,
pero aguanto el dolor que me traspasa
y en eso amiga mía te aventajo
.