Seguidores

Páginas vistas en total

lunes, 27 de julio de 2015

RECORDANDO TU SONRISA ( Soneto Melódico)


























































RECORDANDO TU SONRISA


la sonrisa que tanto he disfrutado
me recuerda que todo tiempo avanza 
a pesar que golpea la añoranza
me sumerjo a menudo en mi pasado.

Hoy mis dedos de nuevo te han tocado,
al hacerlo, se inclina la balanza,
la distancia se clava cual vil lanza
cuando pienso lo cerca que has estado.

Me sacude al mirarte un sentimiento
y te beso aunque no me puedas ver,
Anduriña, te fuiste con el viento.

Con tus fotos termino por volver
a vivir el reflejo del  momento
y me digo... ¿parece que fue ayer?.

viernes, 17 de julio de 2015

NI QUEJAS NI LAMENTOS (Soneto)




Vierte la muerte clavos en mi palma,
y me llena de sangre roja el luto,
no la llamé , ¡par diez no la disfruto!,
su oscura y negra capa me desalma.

De nada servirá perder la calma,  
tampoco servirá ser más astuto,
la parca sin piedad pide tributo
y quiere de gabela solo el alma.

Pretende ya besar mis secos labios,
que sepa que no temo perecer,
si muero también mueren mis agravios.

Ni quejas ni lamentos debo hacer,
que dicen las  palabras de los sabios
que mueres al instante de nacer.


lunes, 13 de julio de 2015

LA CEREZA (FÁBULA MORAL)



LA CEREZA (FÁBULA MORAL)

En presencia de la aurora
de un rojo que siempre impacta ,
presumía la cereza
colgada desde una rama. 
Prometió un sin fin de cosas
y no dar nunca la espalda, 
a todo buen voluntario
que con amor la cuidara.
Bañase el roció su cuerpo
mientras esta maduraba,
y alzo su vista a la nubes
cuando se sintió granada.
Mas dejó caer sus brazos
cuando termino su hazaña,
se fue sin mirar a nadie
que cereza mas ingrata.
Como semeja la fábula
a la misma raza humana,
rezamos pidiendo a dios
dichas y dones con ansias,
terrenales los olvidos 
si estos al final se alcanzan.

Ramón Bonachi​.

miércoles, 8 de julio de 2015

EN LA SOMBRA DE UNA ENCINA



EN LA SOMBRA DE UNA ENCINA

Allí bajo la sombra de una encina
y cerca del camino del olvido,
se ven cada mañana "que es posible" 
la rosa y un sombrero peregrino. 
La rosa por los años deshojada
carece por completo de su brillo,
y un pálido galán de paja seca 
saluda sin perder su buen estilo.
–Preciosa, ¡dónde vas, coge mi brazo!,
permítete gozar de ti un poquito,
mas ella sumergida en la locura
lo mira con un tono inexpresivo.
– Intenta  recordar solo un momento,
inténtalo mujer te lo suplico,
recuérdame preciado corazón, 
devuélveme un segundo de cariño.
–Anclados por el tiempo y destrozados
no somos la mitad de lo que fuimos,
mas sigo siendo el tipo tan odioso  
que quiere solamente estar contigo. 
Mañana volverán de nuevo a verse
la rosa y un sombrero envejecido,
mas este seguirá dándole sombra
a poco que la encuentre en el camino.
Y así bajo la encina por costumbre  
y cerca del camino del olvido,
se ven nuestros perdidos personajes
buscando su pasado en un asilo.



Ramón bonachí... Tarragona.

lunes, 6 de julio de 2015

DONDE ESTARÁ MI RATÓN







DONDE ESTARÁ MI RATÓN

Cada vez que te mencionan
me emociono,
tu nombre, me trae momentos
llenos de felicidad,
recuerdo un mundo donde la imaginación
parecía no tener límites ni edad,
hasta que día ese mundo pereció
asesinado por una  tal realidad.
Hoy mi almohada,
¿la que tanto visitaste
en mis noches inocentes?, 
apenas esconde sueños.
Donde estarás hoy pequeño ratón,
de la nada llegaste a mi vida
y del mismo modo
desapareciste para siempre.
En este mundo frío y material 
que descubrí poco a poco y sin querer,
no había espacio para ti.
Ahora ya viejo,
lleno de experiencia absurda
útil solo para consejos,
me pregunto si algún día
volveremos a vernos.
mi amigo Perez,Mi héroe, desapareció,
y lo hizo en el mismo instante
que desapareció aquel niño
que yo llevaba dentro.
















jueves, 2 de julio de 2015

JULIETTE (poesía libre)









JULIETTE 

Juliette se acerca a gatas
con ganas de devorarme,
¡No, no!, no quiero escapar,
a sus labios de fuego
ni al deseo que rebosa.
Su lengua buscará un sendero
mientras deja excitados 
los poros de mi piel,
y bajará y bajará sigilosamente
hasta las puertas del infierno. 
Unas manos perversas 
con tacto endemoniado,
serán las cómplices perfectas
para sus ardientes juegos.
Yo intentaré sofocar 
el ardor de su volcán 
mientras me quede aliento,
mas, tras desbocados gemidos
me rendiré en unos senos
idóneos para descansar.
Susurraré su nombre "Juliette"
hasta que me venza el sueño
pues como siempre
a ella le suele gustar.

Ramón Bonachi. Tarragona