Seguidores

Páginas vistas en total

miércoles, 12 de marzo de 2014

LA MAR (Soneto Heroico)















LA MAR  (Soneto Heroico)

Asoma el horizonte en mi ventana
haciendo que me sienta afortunado,
estás mediterráneo a mi lado
vistiendo de colores la mañana.

Es parte de mi vida cotidiana,
me gusta su perfume tan salado.
Confieso que me siento enamorado
y adoro su presencia tan cercana.

La mar es mi pasado y mi presente,
sin ella pierdo pronto la alegría,
no puedo eliminarla de mi mente.

Me gusta disfrutar su día a día
descalzo por su orilla  mansamente,
y en ondas de mi mar me perdería...

lunes, 10 de marzo de 2014

ESTRELLA RADIANTE













Si levanto la cabeza en la oscuridad de la noche, mis ojos, se pierden entre el brillo de las estrellas, mas hay una que brilla como nunca vi brillar, y esta, no se encuentra en el espacio.Su luz… esconde secretos que solo ella conoce,¿y Las noches? … Dios mío las noches, que daño hacen si no aparece.
Su imagen, se refleja como pétalos de luna sobre el mar, y yo… yo solo puedo mirar, disfrutar la belleza del instante, y entonces me digo, -¡ohhh!…no hay nada más hermoso que tú,ni el despertar del alba, esperando que asome un tímido sol,ni esos atardeceres rojos, que queman el cielo hasta que anochece-.
Es valiente, pues nada esconde, y en su corazón, algo que late fuerte...el amor,¡por él lucha !, y con él se  muere.
Se entrega, como nadie lo hizo jamás, es una estrella radiante en la oscuridad de la noche, si la quieres ver, abre bien los ojos ¡y dime!, dime si no ves lo mismo que yo, dime si no ves ,una mujer.


Vídeo poema declamado




viernes, 7 de marzo de 2014

ANOCHE MIENTRAS SOÑABA




ANOCHE MIENTRAS SOÑABA

Cuartetas enlazadas con anadiplosis y adornadas con una espinela.

Anoche mientras soñaba
me olvidé de mis temores, 
pensé que contigo estaba
disfrutando tus favores.


Disfrutando tus favores
con amor apasionado,
no quise sueños mejores
me sentía afortunado.


Me sentía afortunado
de tenerte tan presente,
aceptando de buen grado
que vivieras en mi mente.


Que vivieras en mi mente
era tan maravilloso,
que abrazarte suavemente
resultaba muy hermoso.


Anoche mientras soñaba
disfrutando tus favores,
no quise sueños mejores
pensé que contigo estaba.
Así mientras te miraba
me sentía afortunado,
aceptando de buen grado
que vivieras en mi mente,
desperté por accidente
más seguías a mi lado.