Seguidores

Páginas vistas en total

martes, 25 de abril de 2017

Ser feliz hasta que muera.


Ser feliz hasta que muera.

Desde aquel primer “ te quiero “
nunca la dejé escapar,
es la flor del azahar
y el aroma del romero.
Mi mas preciado lucero
brillando en la oscuridad,
la palabra libertad
ondeando en mi bandera,
vivir siempre en primavera,
eso es la felicidad..
.
Mas se bien que la tristeza
sale a veces de mi pluma,
y la tinta cual espuma
deja un rastro de aspereza.
De los pies a la cabeza
corre libre por mis venas,
y en su paso deja penas
que devoran mi alegría,
la tristeza es una arpía
un enjambre de cadenas.
.
La muerte no acepta tratos,
pero es cierto que quisiera 
ser feliz hasta que muera,
sin dolor y sin maltratos.
Y tener como los gatos
siete vidas en mi haber,
mas cómo no podrá ser,
pues tampoco me sofoco,
que el mañana dura poco
y no hay modo de volver.

jueves, 13 de abril de 2017

Sonetos a la Semana Santa



Imágenes de internet

LA PROCESIÓN
.
Si todo sigue igual, que siempre ha sido...
en serena actitud con un madero, 
volverá nuestro Cristo mensajero 
para dar al amor otro sentido .
.
Con un ritmo de todos conocido
la labor de algún noble costalero,
se vera reflejada en un tablero
que sigue su penoso recorrido. 
.
De noche seguirá  la procesión,
alumbrando ventana tras ventana 
camino de un supuesto camposanto.
.
Unidos por respeto a la pasión,
de rezos será toda la semana,
semana que comienza un lunes santo.

-------------------------------------------------------------
SAETAS
.
Saetas que en la noche, en su lamento,
custodian unas velas alargadas,
desprenden a la vez su sentimiento
al compas de unas voces invitadas.  
.
Le cantan a Jesús, con sufrimiento;
mientras se van poblando las calzadas,
el buen hijo de Dios , en su tormento,
se abre paso a través de las miradas.
.
Al amparo de sórdidos  tambores
el asfalto se viste de clemencia, 
y se recuerda al Cristo perseguido
.
Las saetas desnudan los valores,
y sus letras cargadas de impotencia 
expresan el dolor de un pueblo unido.

Ramón Bonachí.






lunes, 10 de abril de 2017

CORONA DE SONETOS






CORONA DE SONETOS

Corona de sonetos ( a Miguel Hernandez )

La corona de sonetos se compone de quince sonetos polirrítmicos. 
El primero de ellos, considerado Soneto Madre es el que da pie
al resto de sonetos, de modo que cada verso del Soneto Madre
es el primer verso del soneto correspondiente numerados del
1 al 14. Cada soneto de la Corona termina con el verso siguiente 
del Soneto Madre y primero del siguiente soneto. El soneto 14 
termina con el verso inicial del Soneto Madre, cerrando de este 
modo la Corona.
—————————————————————————————
SONETO MADRE  (Miguel Hernandez)
.
Yo sé que ver y oír a un triste enfada
cuando se viene y va de la alegría
como un mar meridiano a una bahía,
a una región esquiva y desolada.

Lo que he sufrido y nada todo es nada
para lo que me queda todavía
que sufrir, el rigor de esta agonía
de andar de este cuchillo a aquella espada.

Me callaré, me apartaré si puedo
con mi constante pena, instante, plena,
a donde ni has de oírme ni he de verte.

Me voy, me voy, me voy, pero me quedo,
pero me voy, desierto y sin arena:
adiós, amor, adiós, hasta la muerte.

———————————————————————-

SONETO 1 (El odio))
.
Yo sé que ver y oír a un triste enfada, 
no estoy nada feliz por desventura,
la pena me persigue ,me tortura,
me muestra una esperanza figurada.
.
El bien está sangrando en su morada,
herido por un mal que le supura,
no puedo sonreír a tal postura
si el odio no desiste en su cruzada .
.
Me apena ver crecer el terrorismo
montado en su fanático ideal, 
producto de una extraña ideología.
.
Ya nada ha de volver a ser lo mismo,
razón y sinrazón tratan igual
cuando se viene y va de la alegría.
.
------------------------------------------
Soneto II (El progreso)
.
Cuando se viene y va de la alegría,
mi voz es un lamento testarudo,
y noto en la garganta un fuerte nudo
que ahoga mi precaria rebeldía.
.
Me engañan con infame maestría
los perros del señor que tanto eludo,
culpables de un presente casi mudo,
culpables de una falsa mejoría.  
.
Camino por guijarros y desnudo,
preso de una esperanza que no es mía
y de un cielo más pálido y menudo.
.
El ocaso cabalga con su cría, 
llegará como un plácido saludo,
como  un mar meridiano a una bahía.
.
------------------------------------------
Soneto III ( El Alzheimer )

Como un mar meridiano a una bahía,
van llegando a mis ojos los quejidos
de aquellos que no sienten sus latidos,
de aquellos que han perdido su valía.
.
Confusos sin apenas sintonía,
los sueños se quedaron divididos,
sus dueños son suspiros retenidos 
dotados de una gran melancolía.
.
Los años que adornaban sus cortezas 
se rompen de manera inesperada
quedando de recuerdo, solo piezas,
.
Al final, una ausencia prolongada
se lleva sus temores y torpezas 
a una región esquiva y desolada.
------------------------------------------
Soneto IV (la pobreza ) 
.
A una región esquiva y desolada,
se dirige un oscuro porvenir, 
donde el vivir es solo un sinvivir 
y la miseria es agua muy salada.
.
Los cartones son toda la morada 
de unas manos que tiemblan al pedir,
el deseo es un caro souvenir 
que se ve solamente de pasada.
.
Desdichada la ley que tiene el pobre,
“ comer y reventar antes que sobre",
protesto con el alma atormentada.
.
Elevó mi protesta a lo más alto,
pero cae y agoniza en el asfalto,
lo que he sufrido y nada, todo es nada.
-------------------------------------------

Soneto V (Desamor)
.
Lo que he sufrido y nada todo es nada,
y esa nada me sigue castigando,
ese cruel desamor me está matando
cuando abrazo de noche tu almohada
.
El silencio es sin duda un enemigo
que se aferra a una piel austera y muda,
me ataca cuando sueño y me desnuda
dejando un frío intenso de testigo.
.
Ahora, recordarte es un tormento,
se mezcla  tu pasado en mi presente,
tú sigues paseándote  en mi mente
y no puedo alcanzarte,aunque lo intento.
.
Es poco este dolor, amada mía, 
para lo que me queda todavía.
.
---------------------------------------------
Soneto VI El desencanto
.
Para lo que me queda todavía,
el camino que piso es escabroso;
paso a paso, con miedo y cauteloso,
sigo avanzando en pos de mi utopía.
.
Un pesar que me llena de apatía
me conduce hacia un cruce misterioso ,
allí espera un sendero tenebroso
y una vana ilusión de compañía.
.
Solo soy un pequeño verso errante,
un instante carente de emoción, 
una voz que ha perdido su armonía 
.
Y, aunque intente seguir hacia delante,
sé muy bien que no tengo más opción 
que sufrir el rigor de esta agonía.
.
---------------------------------------------------

Soneto VII ( La agonía )

Que sufrir  el rigor de esta agonía
y sentirla, notarla tan adentro
es la causa, la llaga, el epicentro
de un martirio, una tensa algarabía. 
.
Cual veneno que quema los sentidos,
circula por mis venas impaciente;
es un virus que ataca seriamente ,
un enjambre de versos afligidos.
.
Así vivo, o lo intento, a mi manera ,
la agonía al final me ha derrotado
y me azota jornada tras jornada.  
.
¿Cambiar mi situación? ¡qué más quisiera !...
Además , en verdad que estoy cansado
de andar de este cuchillo a aquella espada.
----------------------------------------------------

Soneto VIII (Perder la fe)

De andar de este cuchillo a aquella espada, 
tengo dudas de tu sumiso afecto,
cuando rezo tampoco te detecto
tu imagen sigue triste y angustiada.

Aunque busco el amor en tu mirada,
el amor que me das no causa efecto,   
y un pesar, que ha nacido por defecto,
me mete más en esta encrucijada.

¡Oh,Señor!, tú podrías convencerme
de que mi fe tan solo tiene miedo
y que nunca has dejado de quererme. 

Ayúdame si ves que retrocedo;
si me das el valor que hoy en mí duerme,
me callaré, me apartaré si puedo.
-----------------------------------------------

Soneto IX (La Injusticia)

Me callaré , me apartaré, si puedo,
de este infectado mundo de injusticia
donde triunfa la fuerza  y la codicia,
donde incluso el rufián recita el credo.

La justicia es empresa delicada,
es débil en los ojos del tirano,
y más débil en manos del villano
que esconde la camisa ensangrentada.

No es justo liberar a quien reincide,
mas la ley, esa dama de granito,
que a veces más parece ser un mito,
le da la bienvenida y lo despide.

Yo he visto la injusticia más obscena
con mi constante pena, instante, plena.

------------------------------------------------

Soneto X ( perder el mar )

Con mi constante pena, instante, plena, 
me alejo del rubor de tus cabriolas,
y también de nadar contigo a solas
bajo una fluorescente luna llena.
.
Paseando descalzo por la arena,
escribo, en nacaradas caracolas,
un verso sobre el canto de tus olas
con un adiós final que me enajena.
.
Me entrego a la añoranza ,pues me asombra 
sufrir esta congoja, ¡ y es tan fuerte!  
que hasta lloran los ojos de mi sombra. 
.
Perdona que mañana me despierte 
allá donde el asfalto no te nombra,
a donde ni has de oírme ni he de verte .

------------------------------------------------

Soneto XI ( Un recuerdo  )
.
A donde ni has de oírme ni he de verte,
se va la brisa plácida que aspiro,
y el gemir de una ausencia que no admiro
me daña por el hecho de quererte. 
.                                                                                                                                                                                                                                                                                                                   Si me alcanza el rocío de la aurora,
será más bajo y gris este gran cielo, 
que ha perdido el color de su añil velo 
y que incluso parece que me ignora.
.
Más horas, más pesar, más desencanto, 
¡oh, memoria!, ¿por qué golpeas tanto
cada vez que en el tiempo retrocedo?. 
.
Me lleno, cuando empiezo a recordar,
de pasos que no quieren caminar.
Me voy, me voy, me voy, pero me quedo.
------------------------------------------------

Soneto XII ( la duda )

Me voy, me voy, me voy, pero me quedo 
en este endemoniado laberinto
donde  todo es igual ,nada es distinto
y cuanto más avanzo  más me enredo.
.
No consigo encontrar al ente ledo
que le dé más carácter a mi instinto;
en toda decisión que desprecinto
la duda y el temor salen al ruedo.
.
Son varias sensaciones de repente
que corren por mis venas cual torrente,
con ellas va mi suerte o mi condena.
.
Con la duda de incógnito asistente, 
me voy, me voy, con ganas e impaciente, 
pero me voy desierto y sin arena.
-----------------------------------------------------
Soneto XIII  (Un adiós )

Pero me voy desierto y sin  arena,
cansado de luchar  codo con codo
con este corazón que de algún modo
se llenó de  ricina y me envenena.
.
Mi clamor en el cielo se cangrena 
y en la tierra el amor se hunde en el lodo,
ya no puedo dar más, lo he dado todo, 
mejor te digo adiós con voz serena.
.
¡ Ay amor !, ¡ ay amor incompatible!,
además de intentar un imposible,
no he podido siquiera retenerte.
.
No quiero más prisión para mis besos
ni quiero más dramáticos sucesos,
adiós amor, adiós, hasta la muerte.
---------------------------------------------------
Soneto XIV (Vencido)

Adiós, amor, adiós, hasta la muerte,
estoy desesperado y confundido, 
las ganas de vivir se han escondido
y el viento del adiós hoy sopla fuerte.
.
Ya nada en este mundo me divierte,
la angustia  y la tristeza  me han vencido,
no queda ni un instante divertido
que le sonría a mi precaria suerte.
.
Tan solo soy un nombre diminuto,
y, a lomos de una pena descarnada
camino con el alma fatigada.
.
Cuando el júbilo ajeno está de luto,
no dura la sonrisa ni un minuto;
yo se que ver y oír a un triste enfada.