Seguidores

Páginas vistas en total

viernes, 21 de diciembre de 2012

MI CUENTO DE NAVIDAD ( RELATO )



MI CUENTO DE NAVIDAD (RELATO )


Tomás era una buena persona , pero lleno de manías y miedos que lo hacían parecer siempre un poco raro o antipático a la vista de los demás.
  Una tarde fría de Diciembre, salió de la oficina con su bufanda ,su abrigo y un sombrero que le tapaba su esplendía calva , era Sábado llegaba por fin el descanso semanal. 
  Salía contento de la oficina , había cobrado la paga de Navidad y se dirigía a su casa para comunicar a su mujer que este año si habría pavo para comer y juguetes para sus tres hijos pequeños .
  De pronto en una esquina , se encontró una viejecita acurrucada tapándose del frio a su lado un vaso de plástico que sujetaba el papel donde ponía, Dios quiso que naciera pobre y como fue su voluntad nunca me queje, si a usted le concedió  lo que me negó a mí , le ruego tenga compasión, deme usted una limosna y le estaré eternamente agradecida.
  Tomás solo se paro para leer lo que ponía en aquel papel , con sus miedos no estaba dispuesto a sacar el dinero que había cobrado, no se lo fueran a robar, y pensó en lo más fácil , para que se lo gaste en vino mejor me lo quedo yo ,y acto seguido se marcho .
  De pronto noto que un hombre un poco más atrás se dirigía hacia el de manera sospechosa , sucio sin afeitar y muy andrajoso empezó a llamarle,  ¡ oiga oiga ! Tomás no quiso esperar a  
que llegara hasta él y empezó a caminar deprisa y más tarde a correr con la intención de perderlo pronto de vista.
   Preocupado  de que no le atracara, buscaba como salir de aquella calle llena de mugre y encontrar lo más pronto, una salida que lo llevara al portal de su casa , pero sin darse cuenta cada vez la calle se le hacía más estrecha y la salida no aparecía por ningún lado.
  El miedo empezó a invadirle cuando vio que se metía en un callejón sin salida ,aquel hombre seguía llamándole sin parar, hasta que ocurrió lo que tanto temía , se quedo sin calle para seguir escapando de su perseguidor , sus manos empezaron a sudar, su corazón latía ya como loco y de su boca salió un grito de desesperación  ,  ¡ pare  ! ¡ no se acerque más a mí !  ,
entonces  recibió la gran sorpresa de su vida, algo que no iba a olvidar mientras viviera.
    Aquel andrajoso maloliente y con tan fea estampa le dijo, ¡ pero hombre por Dios ! ¡ por qué corría usted tanto !  ¿ que no oía como lo llamaba ? , casi lo pierdo de vista,  menos mal que pude alcanzarlo a tiempo , lo vengo siguiendo desde que paso por la vieja esquina donde esta mi hermana , al  pararse a leer no se dio usted cuenta que se le caía la cartera de bolsillo del pantalón,  ella vio que había mucho dinero y me pidió que lo buscara para devolvérselo, pues quizás le haga mucha falta .
   Tomas se quedo de piedra, no sabía qué hacer ,perdió su miedo pero su vergüenza no le dejaba ni hablar,no tan solo había sido incapaz de dar una limosna sino que encima había sacado
conclusiones erróneas de una persona y la había juzgado cruelmente  por su estado de pobreza .
  Tomás lloró , y casi al instante se abrazo a aquel hombre sin parar  de decir , Dios mío,  perdóname perdóname .
  Avergonzado por lo ocurrido ,Tomás se dirigió rápidamente hacia la esquina donde había perdido su cartera y donde se encontraba aquella viejecita que en un principio apenas había mirado, pero
aquella anciana  ya no estaba en aquel lugar, cabizbajo se dirigió a su casa y le comunico a su mujer todo lo que había ocurrido .
La noche se hizo larga pues no hallar a la viejecita dejaba a Tomás decepcionado por no haber podido darle las gracias .
  Al fin amaneció ,  era Domingo y como cada domingo tocaba ir a la iglesia,  bien vestido y aseado , una rutina que se llevaba haciendo mucho tiempo , pero Tomás por primera vez sentía verdaderas ganas de ir para agradecerle a Dios tanta suerte.
  De pronto , llegando a las escaleras de la iglesia,  a Tomás se le puso la cara como si hubiera visto a la mismísima virgen, ¡ Dios mío ! es la anciana de ayer exclamo , sus hijos no sabían a qué
venía aquello  y vieron como su padre se dirigía a ella con lagrimas en los ojos, lloraba, pero era de alegria por haberla encontrado , esta vez la miro se acerco , le toco la mejilla  y deposito en su vaso todo el dinero que tenia ,Julia que así era como se llamaba aquella anciana levanto los ojos  y con una alegre y cálida sonrisa le dijo  hola hijo, ¿ te devolvió mi hermano la cartera ?, Tomás con lagrimas aun en los ojos le contesta si señora si, me la devolvió  y gracias a usted podre darle una feliz Navidad a mi familia, quería agradecerle desde lo más hondo de mi corazón que me la devolvieran , Julia aun tenía una sorpresa más que darle a Tomás.
 Hijo me haces un favor , por supuesto pídame lo que quiera contesta el ,serias tan amable de coger una moneda de las que me diste y encender una vela en la iglesia  ,Tomás le contesta , pero mujer, para que quieres que encienda una vela por ti si el dinero te puede ser más útil, entonces la anciana le contesta , no quiero que la enciendas por mi quiero que la enciendas por ti , a mi Dios me hizo rica en la pobreza pues me concedió  el don de poder ayudar, y eso no tiene precio ,  pero tú necesitas encender una vela para que te dé el don de no olvidar nunca que también puedes hacerlo. 

Así termina mi cuento ,yo no sé si Tomás tomo nota de todo aquello , yo cuando veo un pobre en la calle siempre suelo dejar algo sin pensar en cómo se lo va gastar,  gaste como se lo gaste yo me siento satisfecho de mi gesto de buena voluntad , y siempre que voy a la iglesia enciendo una vela para que Dios me siga dando el don de poder ayudar. ,

2 comentarios:

  1. Ramòn..." Mi cuento de Navidad "

    Es muy lindo ser agradecidos, aqui hay chicos haciendo malabarismo en los semàforos, cuando
    dicho semàforo te detiene, ellos se para delante del auto y demuestran lo que saben, hay algunos muy niños,es asombroso lo que hacen hay que recompensarlos, porque es su trabajo no estàn robando, pero no todas las personas lo ven de esta manera y no le dan nada.
    Me ha encantado tu relato es para reflexionar.

    ¡¡¡ Precioso y Felìz Navidad !!!

    un beso

    ResponderEliminar
  2. Precisos relato Ramon, para pensar.
    Un beso y muchas Felicidades!!

    ResponderEliminar