Seguidores

Páginas vistas en total

martes, 3 de abril de 2012

RETALES




RETALES


Al cerrar los ojos un momento,
aparecen en mi memoria
los retales de mi escuela,
es la triste historia,
que trae el sentimiento
de un recuerdo que vuela.

El mal humor despierta
entre las sabanas calientes,
la boca suele gemir
a modo de protesta,
por favor no me levantes
y déjame de dormir.

Como un burro cualquiera
con los huesos molidos,
camino por la acera
con pasos dormidos,
el peso de una cartera
lleva los kilos cosidos,
a una larga cremallera.

En el bolsillo del pantalón
la ilusión de una moneda,
prestada de algún cajón
de la vieja cocina,
con la única intención
de que alguien me conceda,
darla en adopción
por una  golosina.

Al llegar
pasan nota,
todos en fila de a uno,
después de rezar
a numerarse toca,
hoy no falta ninguno,
ya podemos entrar
con mi fiel pelota.

Entre paredes aburridas
faltas de todo color
voy subiendo escaleras
perseguido por el mal olor

En clase, al entrar,
el crucifijo  me registra
por si  traigo algún pecado,
a su lado no puede faltar,
el señor que ahora
es temido o amado,
si no le muestras respeto
corre peligro tu esqueleto.

Entre grandes ventanas
duermen unas mesas
comidas por los años,
a su lado como enanas ,
unas sillas presas
de  dueños extraños,
vestidos con batas
de diferentes tamaños.

A media jornada
el desayuno asoma,
la sorpresa que lleva el pan
atrae mi mirada ,
¡¡ jamón !!, ni de broma,
siempre participan
el chocolate con tulipán,
mas vale eso que nada.

Suena la campana del regreso
tras largas horas de apatía,
hay que salir con poca prisa
o te quedas allí preso,
alguien hace de policía,
mientras supervisa
que no hagas el travieso.

Despeinado y sudado,
salgo a la carrera
bajando la escalera,
con el pantalón sucio
y el zapato descordado,
salgo como si fuera
un rehén liberado.

gritando como un poseso
reclamando mi tierra,
parezco un preso
escapado dela guerra.

abro los ojos con soltura
y desaparece la infancia,
alguna lagrima aun supura
con suave elegancia,
mirando a modo discreto
permanezco quieto,
esperando junto a la abuela
que salga de la escuela,
el futuro , mi nieto.

4 comentarios:

  1. Wuauuuu... has pintado en todos sus colores un día en la escuela, me hizo volver a mi sala de clases cuando niña... cuanta verdad has escrito
    cuanta nostalgia, el pizarrón y la tiza que araña... esa moneda robada que no alcanza para pagar un caramelo y te quedas con las ganas.
    Increible como Hiciste de un Poema... Una Historia. De pié y con admiración aplaudo tu talento querido Poeta.

    Un abrazo de oso desde la distancia.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. GRACIAS HACES QUE ME EMOCIONE CON TUS BELLOS COMENTARIOS, QUE TIEMPOS AQUELLOS DESEABA HACERME MAYOR PARA ESCAPAR DE ALLI Y AHORA DARIA MI VIDA POR VOLVER A VIVIRLOS. ABRAZOS DESDE CARTALUNYA

      Eliminar
  2. Que hermoso este poema amigo Ramon...ciertamente como lo menciona Solina, nos trasporta a la etapa de la niñez...siempre se recuerda con nostalgia y alegria...

    Gracias por ayudarnos a transportarnos a lo bello de nuestras vidas...

    Hace rato mi niña me dijo: "Mami, los sueños se pueden alcanzar?"... a lo que yo enseguida conteste: "Cariño, los sueños se pueden alcanzar, tarde o temprano...cuando menos lo recuerdes, caes en cuenta que algun dia del pasado lo soñastes y lo deseastes...y alli lo tienes!!!"

    No se a que viene esta confesion...pero la solte aca en tu blog...jeje

    Saludos caribeños.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias preciosa y me alegran todos esos comentarios que sacas , todo lo que publicas lo devoro con mis ojos. un fuerte abrazo de tu amigo catalan

      Eliminar