Seguidores

Páginas vistas en total

miércoles, 2 de septiembre de 2015

UN PARAÍSO DE AGUA SALADA (VÍDEO RELATO)






VÍDEO DECLAMADO.







UN PARAÍSO DE AGUA SALADA
¿El mar o la mar?, qué más da, mejor le quito el  artículo , mar es un divino cuerpo  amante de mis ojos , un espacio casi infinito de aguas revoltosas , un vaivén continuo y uniforme de ondas, donde podemos encontrar, ese necesario sosiego que solo su silencio otorga , de allí también  aparecen nadando, los recuerdos de un pasado inolvidable, unos recuerdos que nos llegan al mirar,  la infinita línea del horizonte.
¿El mar o la mar? , da igual, es un cielo azul al alcance de las manos ,un azul vivo, húmedo, frío, un azul diferente para cada estación del año , poder ver el día a día es maravilloso; si miras ese inmenso espejo sin pestañear, encuentras paz, satisfacción ,añoranza o incluso algún sueño por cumplir y que espera llegue su momento, es un crisol de emociones que golpea nuestro corazón del mismo modo que lo hacen las olas contra las rocas, una sensación única ,no hay palabras para describir lo que se siente, al menos yo no las tengo.
Me dicen que nací en el mar, ¡bueno!, exactamente dentro de él no claro, no soy hijo de Neptuno, el Dios de las profundidades ,¿ nacer, nacer? ... nací en tierra firme ,ese lugar donde todavía queda oxigeno, (aunque cada vez menos) lo digo así porque al poco de nacer, ya escuchaba el murmullo de las olas en los brazos de mi madre ,si un deseo en esta vida se me concediera, no pediría para mí riqueza alguna , pediría poder morir de la misma forma que nací, en brazos de alguien y con el susurro de las olas de fondo. 
¿El mar o la mar ?la verdad, no me importa en absoluto, es parte de mí, su olor y su sal se metieron en los poros de mi piel y en ellos vivirán para siempre, es mi segundo padre, mi segunda madre, el amigo que escucha un tesoro, es mi amor , mi amor platónico ,
Vivo por fortuna, rodeado de un azul imposible de describir, allí navegan mis años ,mis virtudes, mis defectos, de vez en cuando y por un corto tiempo, veo algún velero que surca  lentamente las aguas, donde están escondidos todos mis secretos, hasta que poco desaparece  por la misma esquina en la que desaparece el sol diariamente.
¿El mar o la mar? qué más da, al final, no deja de ser una razón de ser , que me hipnotiza y me reclama, más que solos al final, cuando a veces duerme todo entre los dos..

1 comentario: