Seguidores

Páginas vistas en total

miércoles, 3 de diciembre de 2014

EL PAÍS DE LA PANDERETA



EL PAÍS DE LA PANDERETA (CUADERNA VIA)

Allí donde nacieron Quijote y Sancho Panza
se permite el pillaje, si liquidas la fianza,
tan solo necesitas, preparar la mudanza,
mas tarde en el caribe, no existe la añoranza.

Se quedaron parados los molinos de viento,
a Miguel De Cervantes le embargan su aposento,
¡no pagas,a la calle!, sin ningún miramiento,
que al banco no le importa, no tiene sentimiento.

Y de postre el monarca en busca de elefantes,
que aquí nuestros problemas no son tan importantes.
Malditos malandrines, bellacos gobernantes,
pardiez que os aborrezco, sois todos repugnantes.

NOTA:
Estrofa del siglo XIII, más concreta mente, de la escuela del MESTER DE CLERECÍA, de la mano del primer autor de nombre conocido de la literatura española: GONZALO DE BERCEO. Este autor utiliza para sus obras la estrofa denominada CUADERNA VÍA, propia de dicha escuela a la que pertenecía.
El esquema métrico es: 1ª A14 (7+7),2ª A14 (7+7),3ª A14 (7+7),4ª A14 (7+7)
No me inspiré en el estilo de Gonzalo ni con nadie de aquella época, solo cogí la estructura e improvise, un abrazo a todos.


2 comentarios:

  1. ¡Muy bueno, querido Ramón Bonachi! Tus versos alardean de imaginación y encanto. Vengo a visitar tu Blog, a agradecerte tu presencia en mis publicaciones y, anticipándome para no llegar tarde, vengo también a saludarte para estas fiestas de fin de año, deseándote una feliz Navidad y un mejor año nuevo 2015, rodeado de tus seres queridos, esperando que en él puedas concretar tus proyectos y sueños. Un cálido abrazo argentino.

    ResponderEliminar
  2. Políticos inmundos,
    llenos de desatino
    con burdas engañifas
    queréis ganar al mundo.
    Pero tanto desacato
    habréis de pagar un día.
    Valientes mentecatos
    armados con mentiras.


    jajaja, esto es una pequeña colaboración de mi parte dedicada a esos lobos con piel de corderos.
    Me parece estupendo tu poema y refleja de forma elegante una triste realidad.
    Un abrazo

    ResponderEliminar