Seguidores

Páginas vistas en total

martes, 16 de agosto de 2011

EL CORAZON Y SU ROSA

Cerca del viejo manzano
donde el camino del olvido
lleva al cruce del pasado
un corazón y una rosa se conocen,
la rosa tiene el pelo cano
el corazón un sombrero en la mano.

La rosa tiene la mirada extraña
quien es el corazón que le saluda
que dulce palpitar ha encontrado
para sentirse tan bien a su lado,
el que lo sabe,  la mira y le relata
las letras de su glorioso pasado
anotadas en un viejo diario
que a todos lados le acompaña.

Dónde vas Don Juan:
De que le estás hablando
las letras que con tu dedo pisas
las relatas tan deprisa
que a tu rosa le dan risa,
que le estarás diciendo
para que sus labios acaben riendo.

Le hablas de tu pasado
de tu vida juvenil
de tus años de casado
de tus hijos y tus nietos,
sigues hablando sin cesar
ella te sonríe con gracia
entre tu vida y la suya
tus comentarios le hacen pensar,
en una historia parecida
que parece la llega a recordar.

Pero un solo segundo de descanso
bastara para hacerla olvidar
lo que fueron sus días de gloria,
su mente se quedara en blanco
como las letras de tu diario
no es que las letras se hayan borrado
simplemente nuca han estado.

Lo que le relatas es su vida
que vivió junto a ti en el pasado,
por eso intentas que vuestra historia
le devuelva un poco de memoria.

Pobre rosa que sin saber porque
su memoria se fue sin piedad,
maldita sea esa enfermedad
que te roba los recuerdos
de todo lo que has amado,
mas tu fiel corazón seguirá latiendo
para estar contigo en cada momento.

Mañana estará en el manzano
tú rosa de pelo cano
esperando como cada día
tus palabras de bienvenida,
volverás a contarle tu bonita historia
para tener otro segundo de gloria,
sabrás por su boca
que tu rosa te sigue amando
porque perder la razón
no significa estar loca.

Mientras ella se va
por el camino del olvido,
en el cruce del pasado
se ve un corazón llorando
lo mucho que la sigue añorando.

Dios mío llévate de mí
lo que tú te quieras llevar
si tú quieres hasta mi vida,
pero déjame la memoria
porque si tengo vivir mi muerte
solo te pido una cosa,
no permitas que mi corazón
se olvide de  mi estimada rosa
quiero irme recordando
lo mucho que la estoy amando.

No hay comentarios:

Publicar un comentario