Seguidores

Páginas vistas en total

viernes, 26 de agosto de 2011

A tus atardeceres rojos se acostumbraron mis ojos como el recodo al camino.. JOAN MANEL SERRAT

































Difícil es explicar
la extraña sensación
que sienten mis ojos
cuando ven llegar
esos atardeceres rojos,
gravan en mi interior
una sensación extraña
mezcla de paz y armonía
mientras se escapa el día.

La tarde se hace vieja
con el permiso del tiempo,
justo cuando el cielo enrojece
mi ansiedad y mi estrés
dejan paso al sosiego
me invade la calma,
miro la explosión de vida
que bajo el rojo florece,
durante unos pocos minutos
me abandona el ego,
el atardecer me domina
hasta mi vida le pertenece.

Pocos minutos tenemos de fortuna
el rojo que trae el atardecer
lo atrapara la señora noche,
por eso es el mejor momento
para quedarse en ver
para mostrar sentimiento,
acariciar una cara amiga
besar unos labios rojos
coger unas manos sin saber
que nos depara el tiempo,
es el mejor momento
para tener un encuentro.


Bajo una luz crepuscular
abrazados a una ilusión
llega el momento de la pasión,
la tarde se hace cada vez más oscura
las sombras se alían con la bruma
que traerán  consigo la luna,
a veces presente en el ocaso
como ave que va de paso
se asoma  al atardecer
sin esperar el anochecer.

las nubes se apoderan del color
que regala los untimos rayos de sol
los transforma en rojo profundo
como si ardiera el mundo,
para atraer la mirada
de los que suelen aparecer
cuando llega el rojo atardecer.




No hay comentarios:

Publicar un comentario